Accueil > ACTUALIDAD > CONTRA EL LOCALISMO Y LA PARCIALIZACIÓN DE LAS LUCHAS EN AMÉRICA (...)

CONTRA EL LOCALISMO Y LA PARCIALIZACIÓN DE LAS LUCHAS EN AMÉRICA LATINA

lundi 10 mai 2021, par kilombo

CONTRA EL LOCALISMO Y LA PARCIALIZACIÓN DE LAS LUCHAS EN AMÉRICA LATINA
Por P.I.

La lucha social en Colombia no es solo contra Duque/Uribe y su reforma tributaria, no es solo contra la derecha y sus parapoliciales, sino que es, la protesta de la humanidad oprimida contra el capitalismo y el Estado, contra el encierro y la represión del contacto humano, contra la destrucción de la producción de bienes y servicios y la dictadura del capital financiero, contra el plandemismo y el nuevo orden mundial.

Podríamos decir, y dijimos exactamente lo mismo, en todas las luchas en América Latina en los últimos tiempos. Como en Chile, Ecuador, Bolivia, Venezuela, Nicaragua… en el 2019, La lucha no es contra cual o tal gobierno, contra tal o tal personaje por más siniestro que sea. El interés de la revuelta no es cambiar un gobierno por otro, o cambiar una fracción política por otra. No es poner a la derecha en vez del gobierno reaccionario y represivo de izquierda o viceversa, porque quien reprime no es el Estado local, sino el Estado mundial.

Ellos son todos iguales. Ninguno de ellos ofrece, nada diferente a la humanidad : Duque, Uribe, Piñera, Lula, Bolsonaro, Ortega, Maduro, Fernández, Cristina, Trump, Biden, Evo, Moreno, Morales, Kissinger, Mujica, Soros, Macron, Merkel… el anticapitalismo, de unos y otros, confluye inexorablemente, en la defensa de la dictadura del dinero falso, emitido por los bancos centrales, y en la consecuente política genocidarias de encierre y masacre de nuestras “economías” (¡o mejor dicho de nuestros medios de vida !). Todos ellos son profundamente covidistas, tapadores de boca, vacunadores y represores.

No sirve para absolutamente nada, denunciar la política de reformas fiscales y represivas del Estado local, para imponer otra política igualmente burguesa, PLANDÉMICA, de represión, tapada de bocas y confinamiento. El terrorismo de Estado impuesto mundialmente por la aristocracia financiera es aplicado a la letra por todos los gobiernos del mundo. Ningún derechista, ningún progresista y/o izquierdista y/o centrista ofrece nada, absolutamente nada, a las masas hambreadas por el encierro, la destrucción de los medios de vida y de las formas productivas para procurárselos.

Todos ellos participan de una forma u otra en la opresión PLANDÉMICA generalizada. Lo que destruye nuestras vidas, no es ningún virus o pandemia, sino el plan sistemáticamente elaborado y aplicado contra la vida, por la aristocracia financiera mundial, bajo pretexto sanitario. Gobiernos, sindicatos, partidos, ejércitos en las calles, milicos de todo tipo…, todos sirven al mismo proyecto capitalista de la Gobernanza mundial y la “nueva normalidad”

Ayer, a las luchas sociales en Chile, Bolivia, Ecuador, Venezuela, Colombia, Nicaragua…las lograron encerrar en lo local, en lo político, electoral y sindical (entre izquierda y derecha, entre tal o cual candidato más o menos progresista) … La contrainsurrección logró, en cada caso, separar el movimiento social de cada país e imponerle perspectivas limitadas y locales, como la derrota/renuncia de tal o cual presidente, o la oposición a tal o cual golpe (que sistemáticamente armaba la fracción burguesa rival de cada país), y/o el gastado recurso del reformismo constitucional. Luego le dieron el golpe mortal del ataque, PLANDÉMICO, con pretexto sanitario, para oprimir, controlar, aislar, tapar la boca, reprimir, encerrar, confinar, domesticar…

Si algo caracteriza América Latina en las luchas del 2019, no es para nada la debilidad de las protestas sociales, porque la verdad, es que las hubo, en todas partes y en casi todas superó las expectativas más optimistas. Su potencia fue impactante a nivel internacional como para que, en otras latitudes se haya reconocido, que, con la generalización de las luchas a Ecuador, Chile, Bolivia, Nicaragua, Colombia, Haití…, el mundo entero se inflamaba de cuestionamiento social imparable (sobre todo en el último trimestre de 2019). Lo que caracteriza esas luchas, en comparación con las que estallaron durante todo el 2019 en el resto del mundo, es no solo lo específicamente local, contra tal o cual presidente o gobierno, sino la falta de referencias y consignas internacionalistas contra la tiranía del “Nuevo Orden Mundial” que, en ese mismo momento, unificaba las luchas de más de 70 países de todos los continentes. En contraste con el movimiento social en el Lejano y en el Medio Oriente, en África y en Europa, las denuncias en América Latina de la dictadura MUNDIAL del capital dinero, los bancos, y en general los planes de la élite de destrucción de la economía real (principalmente la informal), solo aparecen en segundo plano, tipo internacionalismo formal, o “adorno para día de fiesta”, como siempre impuso el socialdemocratismo y el “marxismo leninismo”. Como decíamos arriba, lo que predominó en los diferentes episodios de las luchas latinoamericanas de 2019/2020 fue la mitología politicista, a pesar de la lucha contracorriente de sectores sumamente minoritarios, como si el problema se solucionara cambiando un presidente, una constitución o un ministro o introduciendo tal o cual reforma o metiendo presos a los golpistas.

Los domesticadores tuvieron más éxito que en el pasado en aislar las luchas del proletariado de América Latina. Probaron que pudieron reprimir el internacionalismo y el reconocimiento del enemigo mundial, mucho más eficazmente que en el pasado. Donde, por ejemplo, en las grandes luchas en Brasil en 2013 (principalmente “contra las tarifas de los transportes” y/o por el pase libre), el proletariado había enarbolado consignas internacionales durante todo el movimiento e incluso organizó acciones directas conjuntas con luchas que se producían en ese mismo momento (en Turquía, Alemania y otros países…)

En cambio, en el 2019, cuando el mundo ardía en lucha y rebeldía contra la dictadura del Gobierno Mundial de los bancos, que seguía afirmando el capitalismo tributario y aumentando la explotación mundial empapelando al mundo con dinero falso, las revueltas en Bolivia, Chile, Ecuador… fueron encerradas en consignas parciales y localistas, reformistas y conservadoras, como si todo se redujera a siniestros personajes de izquierda y derecha. Precisamente por eso, luego le fue tan fácil a la burguesía mundial imponer el plandemismo y no resulte tan paradójico que, en esos países en donde la lucha en las calles haya sido tan importante, no lo haya sido la resistencia abierta al confinamiento y el tapado de bocas, la represión PLANDÉMICA, ni a la masacre descarada que implica la vacunación masiva.

Los domesticadores lograron, por ejemplo, hacer creer que el Golpe de Estado era de Evo o contra él, de Moreno o de Correa, de Maduro o Guaidó… que el verdadero dictador era Piñera o Uribe, cuando el verdadero “golpe de Estado” era MUNDIAL.

Cómo SI, denunciaban abiertamente los Chalecos Amarillos en más de 50 países. ¿Cómo es posible, sino que, en América Latina, hayan sido tan pocos los proletarios que se sintieron parte de ese misma lucha mundial y cuestionamiento del Golpe de Estado mundial, que hacían los “chalecos amarillos” frente a la tiranía de los banqueros y aristócratas ?

El verdadero “golpe de Estado” de la élite mundial, imprimiendo dinero de la nada (flexibilización cuantitativa), afirmando la tiranía del dinero fiat en todo el mundo y reprimiendo al movimiento social, con el más brutal del terrorismo de Estado mundial…, era sistemáticamente ocultado por todos los actores políticos del espectro latinoamericano, como si el mismo no afectase la explotación y opresión del proletariado local y se tratase solo de “cosa externa” o “eurocentrista”

Tampoco le daban eco a la denuncia del proletariado internacionalista de que, esa tiranía del dinero sobre la vida humana, conducía a un nuevo orden en el que se destruiría cada vez más la producción mundial de los objetos necesarios para la vida a la que culpaba de catástrofe ecológica (calentamiento global), para afirmar siempre la plusvalía financiera. Es decir, se esconde sistemáticamente todo lo que puede llevar al proletariado a reconocerse como una clase mundial, atacada en su vida, en la producción de sus medios de subsistencia, porque ese está preparando un ataque todavía más directo y criminal, que será la plandemia.

Todavía peor, todo el espectro político, partidos, sindicatos, religiones, milicos…, negaban sistemáticamente el papel histórico de la aristocracia financiera mundial y sus planes genocidarios de reseteo de la economía mundial, como sí lo mismo fuera una “teoría de complot”. El ocultamiento de la preparación real fue, sin lugar a dudas, clave en la efectividad del ataque plandémico. Mientras Rockefeller, Soros y Mujica preconizaban una “gobernanza mundial”, el denunciar a la misma, como un verdadero plan genocidario era sistemáticamente descalificado, ninguneado y hasta denunciado como “complotista”.

Claro que ese ocultamiento, no es específico de América Latina, los servicios secretos de todo el mundo, como parte fundamental de la contrainsurrección, construyeron esas acusaciones (“complotistas”, “negacionistas”…) para ocultar sus preparativos reales del Golpe de Estado Mundial que armaron con pretextos ecológicos y pandémicos. Aunque utilicen la mitología del especifismo latinoamericano, en ser los campeones del mundo tanto del izquierdismo como del golpismo, del guevarismo y el pinochetismo, para separar ; el triunfo contrainsurreccional mundial, destruyendo las luchas del 2019 e insaturado el plan del plandemismo hacia el nuevo orden mundial, sigue teniendo como eje central el ocultamiento de los planes reales de la élite mundial de disminuir la población del planeta, de seguir destruyendo actividades de subsistencia y vida de los pobres.

En el lado opuesto de la barricada, el proletario internacionalista solo puede reconstituirse como clase, como fuerza internacional en la lucha, en la denuncia de los planes reales del Gobierno mundial en las sombras. ¿Cuánto tiempo puede haber entre un golpe como el de desencadenamiento de la guerra contra la humanidad (1914/2020) y que se comience a levantar cabeza (1917/… ?? Evidentemente nadie lo puede saber, aunque si podamos vislumbrar, las condiciones, consignas, directivas que ese despertar internacionalista y revolucionario requiere…

Como contribución a ese proceso y llamado a la lucha contra el nuevo orden mundial, como contribución a la lucha contra el localismo y la parcialización de las luchas en América Latina, republicamos un conjunto de consignas que grupos informales de proletarios internacionalistas de diferentes regiones y continentes [1] fueron enarbolando e intercambiando, en los diferentes materiales que difundieron en la acción directa (volantes, folletos, periódicos…) contra la guerra contra la humanidad, desde la declaración formal del plandemismo : marzo 2020. Consideramos que las mismas no solo siguen siendo totalmente válidas, sino que forman parte de la proyección futura de reconstitución de la única fuerza social que puede parar los macabros planes de “normalizar” el orden genocidario mundial

Mayo 2021

proletariosinternacionalistas.com

***

[1] Queremos señalar aquí que esas consignas surgen en condiciones de aislamiento, debilidad y opresión como nunca antes habíamos conocido…

¡LA SORPRESA DEL ATAQUE SE DEBE AL OCULTAMIENTO SISTEMÁTICO DE LA TIRANÍA DE LA BANCOCRACIA Y EL GOBIERNO EN LAS SOMBRAS QUE PREPARÓ SISTEMÁTICAMENTE ESTA TIRANÍA FEROZ !

¡EL CONFINAMIENTO ES EL “NUEVO ORDEN MUNDIAL” ! ¡TENEMOS QUE DERROTARLO !

¡LA PANDEMIA ES MENTIRA ! ¡LA VERDAD ES EL CONFINAMIENTO Y LA REPRESIÓN DE TODO LO QUE QUEREMOS Y NECESITAMOS PARA BENEFICIO DE LA TIRANÍA OLIGÁRQUICA DE LOS BANQUEROS DEL MUNDO !

¡ROMPAMOS EL CONFINAMIENTO ! ¡ENFRENTEMOS LA DICTADURA CAPITALISTA MUNDIAL !

¡JUNTÉMONOS PARA SUBSISTIR, ORGANICÉMONOS COMO COMUNIDAD HUMANA !

¡RESISTAMOS COMO SERES HUMANOS ! ¡COMPARTIENDO, BESÁNDONOS, AMÁNDONOS… !

¡IMPONGAMOS NUESTRAS NECESIDADES CONTRA LA TIRANÍA DEL DINERO !

¡VOLVAMOS A ORGANIZARNOS, A BESARNOS, A AMARNOS !

¡COMUNICEMOS NUESTRA VIDA, NUESTRA LUCHA !

¡VOLVAMOS A LAS CALLES !

¡OCUPEMOS EL ESPACIO QUE NECESITA NUESTRA PROPIA HUMANIDAD !

¡VOLVAMOS A LAS ROTONDAS, VOLVAMOS A LA LUCHA REVOLUCIONARIA !

¡VIVA LA LUCHA DE LOS CHALECOS AMARILLOS Y EL PROLETARIADO INTERNACIONAL CONTRA LA TIRANÍA DE LA OMS Y LOS BANQUEROS QUE DIRIGEN EL PLANETA !

PROLETARIOS INTERNACIONALISTAS